domingo, 2 de diciembre de 2012

SUPER Pablo Aurrecochea



Y Un día volvió! dirán en unas horas los titulares de los matutinos a nivel mundial (?), luego de completar satisfactoriamente los estudios y de escuchar el clamor popular (?), he decidido reabrir el blog más maravilloso que tengo (es el único, claro) porque una vida sin futboloides es algo inconcebible, como lo sería un Piqué sin su correspondiente Shakira, una derrota del Real Madrid sin “Mou” hablando de los arbitrajes o una selección de Bolivia sin Joselito Vaca(?). Igualmente no tiren manteca al techo porque estoy bastante aplastado últimamente,  lo que hace que mis post tengan una frecuencia similar a la de los goles de Fernando Torres con la casaca del Chelsea, y eso no resulta auspicioso.

Un montón de indios locos(?) predijeron que el mundo se termina a finales del presente 2012, así que si nos organizamos cojemos todos(?) en lo poco que nos queda, conviene ser vanguardista, irreverente, revolucionario, participativo, libre, soberano, independiente, intenso, incoloro, inodoro, insípido... eh bueno me fui de largo, en otras palabras, oponerse a lo común, a la mierda de vida a la que estamos acostumbrados, haciendo uso de una suerte de “CheGuevarismo” provocado por la inminente catástrofe apocalíptica que en breve nos va a flagelar con dureza, tanto hincharon los huevos con el calentamiento global, los pecados capitales, los peligros de las perversiones y resulta que cuidarse de todo eso es al reverendo pedo (si, me calenté y escribo las malas palabras sin tachar ¿y qué?) porque estos indios predijeron cual Nostradamus con flechas y en bolas(?) que todo se va a terminar en unos días. Ahh no, yo me gasto todo en putas y alcohol(?), mañana mismo voy derechito al bar y que me fíen hasta el veintipico que se va todo a la mierda y listo, a disfrutar lo que queda. Un tipo, que ya eligió el camino del vanguardismo hace tiempo, es Pablo Aurrecochea, su relación con el tema es difusa pero capaz que con esas vestimentas de superheroe puede ayudar ¿No?



En medio de ésta maraña de cuestionamientos y con ese estupendo video de “Peter la anguila” que circula bailando con gran estilo en mi mente, me siento a escribir el post sobre un tipo que no lo conoce ni la madre. Quizás sea por eso que hoy el verso viene largo ya que estoy exprimiendo mis neuronas y levitando al mismo nivel que si estuviera siendo golpeado por un hechizo “Wingardium Leviosa” del inefable Harry Potter.

Pensándolo detenidamente, si tuviéramos un Harry Potter en el mundo real, capaz zafábamos de la maldita premonición de los Mayas. O posiblemente, encontremos ese mesías salvador en la figura de un ignoto arquero del Guaraní (otro nombre de tribu indígena, para que vean como cierra mi teoría) cuya principal singularidad es su originalidad a la hora de vestirse, caracterizado por sus atuendos alusivos a todo tipo de personajes de comics y dibujos animados, lo que lo lleva a ser toda una celebridad en el fútbol paraguayo ¿para quién? Para-guayo(?).

Pero primero que nada vayamos a los orígenes de nuestro futboloide de hoy, que casualmente no es nacido en Paraguay, sino que es de Uruguay, que no son el mismo país, le informamos a nuestros cultos lectores, Uruguay es el que se parece a Argentina pero más chiquito, Paraguay es el que está encerradito, lejos del mar como Bolivia. Nuestro héroe nació en la ciudad de Artigas, situada en el norte del país que es vigente campeón de América y que gusta de agregarse un par de estrellitas de mas y ponerlas disimuladamente en su escudo de fútbol como si fueran Copas del Mundo(?).

El “vasco” Aurrecochea nació un colorido y revolucionario 3 de Marzo de 1981, comenzando a labrarse su camino en el mundo del futbol profesional en el conocidísimo Nacioanal Naciomal Mafional(!) Nacional de Colombia Ecuador Portugal Paraguay Uruguay, allí estuvo durante 1998 disfrutando de un club cuyos hinchas son muy seguidores y jamas abandonan(?). Al año siguiente pasó a Argentinos Juniors donde se mantuvo un par de años sin tener continuidad, optando por irse a Talleres de Remedios de Escalada, leyó bien, no se fue a un taller ni a una farmacia, tampoco escaló ningún pico, así se llama ese noble equipo del ascenso argentino.}




Lo cierto es que en dicho club permaneció -ofreciendo muy buenas actuaciones y hasta alguna jugosa anécdota futboloide que voy a ampliar en las curiosidades- desde 2002 hasta 2004, año en el que emprendió su viaje hasta Paraguay donde la siempre confiable(?) Wikipedia dice que pasó por Tacuary, Cerro Porteño y hasta el Bucaramanga colombiano antes de llegar en 2009, al Guaraní, donde rápidamente se transformó en un ícono. Entre los personajes a los cuales ha homenajeado destaca la Pantera Rosa, Homero Simpson, Hulk, Spiderman, el Chapulin Colorado, Bob Esponja y el Correcaminos entre otros.

Al respecto de ésta situación, el propio “vasco” expresa: “Partido tras partido estoy vistiendo una camiseta nueva. Tengo muchas opciones y me apetece, llama mucho la atención y a la gente le gusta. Me hace sentir bien con lo que hago. Lo elijo yo, con mi señora, que es la que me diseña las camisetas. Fue idea de mi esposa, Noelia Viera. Si hubiese sido por mí, quizás no se me habría ocurrido nunca pero ella supo ver lo que yo quería aportar en el césped con humor y simpatía”. Las indumentarias de Aurrecochea transmiten alegría y simpatía en el aficionado al fútbol, salvo cuando decidió saltar al campo para enfrentar a Cerro Porteño con la vestimenta de Mickey Mouse ¿Cuál es el problema? Que algún perseguido opinó que los colores del ratón más famoso del mundo (chupala Jerry!) eran los mismos que los del Olimpia, rival acérrimo de los azulgranas de Barrio Obrero, por lo que le prohibieron volver a usar dicha vestimenta alegando que podía ser vista como una provocación.


Provocador o no, lo llamativo de éste futboloide en particular, es que con su excentricidad realza una figura de por sí bastante singular desde su propia funcionalidad en el campo de juego: la del arquero, un personaje sociológicamente distinto al resto de sus compañeros. Como reflexión personal y homenaje a la noble función del guardameta, vale decir las siguientes palabras...


Desde nuestros tiempos de niños (aquellos en los que jugábamos al futbol en la vereda y el arco eran dos piedras/zapatos/buzos o similar) pasando por la adolescencia (la época que dibujábamos penes y esvásticas en el salón de clase como señal de rebeldía, aunque no tuviéramos idea de qué significaba o de quien fue Hitler) hasta la madurez (etapa que nunca conoceré), el arquero siempre fue un bicho raro, un desplazado, el estereotipo del gordito que no juega bien al futbol y encuentra en el arco una disfrazada condena ante su incapacidad, diferente por debilidad propia, un desplazado, personaje singular que ocupa el lugar al que nadie se atreve a ir, todo un valiente cuyo deber resulta impuesto ya que a priori no elije ésta responsabilidad, tal como pasa en las ficciones con muchos superhéroes que se ven en el deber de salvar una sociedad que en un principio les puso trabas y los apartó por su propia individualidad (caso Spiderman por citar el más ilustrativo), pero que luego van aprovechando esa condición de singularidad mediante sus buenas actuaciones para comenzar a sentir su importancia, nociones de una forma de ser que sirven para trazar una especie de paralelismo arquero-superheroe, quizás una simpática y colorida conjunción de todo eso sea Aurrecochea, cuyas ropas con frecuencia aluden a superhéroes, además de los demás personajes citados.

Igualmente, para ganarse mi total admiración, aún le falta un pequeño pasito, vestirse con ropa alusiva al genial Mario Bros, personaje favorito de la infancia de quien suscribe, y seguramente de cualquiera que haya vivido su infancia en la década del 90’ ¿lo conocen? El particular personaje de videojuegos, italiano con bigote medio facho que se falopea con hongos, salta y se mete por los caños, tan perfecto que es el único plomero al que no le conoces la raja del culo cuando se pone a laburar, y encima todo un winner, con un trabajo de los peor remunerados y novio de una princesa, aunque medio corneta porque ella siempre se le fuga con aquella tortuga adicta a los esteroides llamada Bowser pero bue... nadie es perfecto supongo ¿De qué hablábamos antes? Ahh si, de Aurrecochea, acá van sus curiosidades...

CURIOSIDADES:


-Actualmente, Guaraní está primero en el campeonato paraguayo y nuestro querido futboloide del día está cosechando grandes actuaciones.

-En 2004, cuando jugaba para Talleres de Remedios de Escalada, durante un partido ante Deportivo Español sufrió un choque con un rival, se golpeó la cabeza fuertemente pero no salió del partido y fue figura en el encuentro, al punto de que atajó un penal. Apenas concluyó el encuentro, se desmayó e ingresó en camilla al hospital donde se le diagnosticó traumatismo de cráneo. Esto dijo nuestro superhéroe: “No me acuerdo de nada, sólo del penal y la camilla, el doctor me dijo que seguí jugando mecánicamente por instinto, pero la memoria estaba alterada”.

-Formó parte de alguna selección juvenil de Uruguay.

-Un video con algunas de sus habilidades, en el comentario de abajo, un amigo le pide que se haga un Facebook(!).

-Aquí el atuendo de la polémica, el que uso ante Cerro Porteño.

2 comentarios:

  1. Buena pablito buen retorno. saludos el Iorga 14

    ResponderEliminar
  2. A full jajaj saludoss eeh! a ver cuando se junta el Espaldar

    ResponderEliminar